How are you looking at your life at this moment? | ¿Cómo estás viendo tu vida en este momento?

Many of us tend to always look at life and nitpick the things we don’t like or agree with. You may compare your life to everyone else’s and tell yourself: “Why can’t I have that?” or “Why can’t I worship like that?” or “How come God is blessing them and they were just sinning two days ago?” We put ourselves in a place of judgement and open the door for the enemy to plant many negative seeds.

Now, I can say that is definitely not a hard place to get to when you are not content in the place or season God has you in. I was there at a point in the beginning of my relationship with God. I saw all these people doing amazing things such as: dance ministry, worship, and intercessory prayer. I would look at them and compared myself to them. I wondered to myself, “God, why can’t I worship like them?” and “How come I don’t have any rhythm to dance?” (Lol) or “How do they have these deep revelations?”

My Rendezvous SUV was usually the spot in which I would talk to God and complain about where I was.. All of sudden, I felt in my spirit that I had to stop talking. So, I did and then He began giving me revelation on what my complaining and murmuring was doing to myself! That revelation in itself had me stuck and I felt convicted for complaining about my walk. I felt God’s presence and the more I sat there and listened, I realized I had placed myself in a position to be corrected and be convicted for the things that needed to be changed.

The moment we don’t allow ourselves to be open to God or even allow ourselves to be corrected, we allow this fog to cloud our whole view. We allow our ears to be clogged up with words from the enemy. We allow our minds to become an asylum. It all becomes fuzzy and unclear which causes us to completely ignore the good that God is trying to do in our lives.

After my time with God, I had the revelation that I was not going to be like anybody else. I stopped paying attention to others and focused more on my relationship with God. I enjoyed His presence and it filled every void that I felt. Just because everyone was doing amazing things for Him, didn’t make what I was doing any less important. God loves on me even if I’m worshipping super off key. He loves me even if I only move my arms to dance and he gives me deep revelations when He knows I’m ready for it.

I don’t have the same walk as my siblings and I’m okay with that and I understand now that we don’t have to be alike at all. Instead of spending time comparing ourselves to others, we can spend that time with God. He will teach you things about yourself that you had no clue about! He is a good, good Father. He loves you because you’re different! He created you to be different! Put your focus on Him and you will persevere on this journey called life.

SCRIPTURE REFERENCE

COMPLAINING/MURMURING: PHILIPPIANS 2:13-15 & JAMES 5:9

RIGHT TIMING: Ecclesiastes 3:1-11

GOD LOVES YOU: JEREMIAH 29:11 , ROMAS 8:28, ISAIAH 41:10, & JOHN 3:16

 

 

Muchos de nosotros siempre miramos la nuestra vida y elegimos las cosas que no nos gustan o con las que no estamos de acuerdo. Puedes comparar tu vida con la de los demás y decirte a ti mismo: “¿Por qué no puedo tener eso?” O “¿Por qué no puedo adorar de esa manera?” O “¿Cómo es que Dios los está bendiciendo y estaban pecando hace dos días? ? “Nos ponemos en un lugar de juicio y abrimos la puerta para que el enemigo pueda plantar muchas semillas negativas.

Ahora, puedo decir que definitivamente no es un lugar difícil al que acceder cuando no estás satisfecho con el lugar o la estación en que Dios te tiene. Estuve allí en un punto en el comienzo de mi relación con Dios. Vi a todas estas personas haciendo cosas increíbles como: el ministerio de la danza, la adoración y la oración de intercesión. Los miraba y me compararba con ellos. Me pregunté a mí misma: “Dios, ¿por qué no puedo adorar como ellos?” Y “¿Cómo es que no tengo ningún ritmo para bailar?” (Lol) o “¿Cómo tienen estas profundas revelaciones?”

Mi Rendezvous SUV solía ser el lugar en el que hablaba con Dios y me quejaba de dónde estaba … De repente, sentí en mi espíritu que tenía que dejar de hablar. Entonces, lo hice y luego Él Señor comenzó a darme revelaciones sobre lo que mi queja y mi murmuración me estaban haciendo a mí mismo. Esa revelación en sí misma me tenía atrapada y me sentí culpable por quejarme de mi caminata. Sentí la presencia de Dios y mientras más me sentaba allí y escuchaba, me di cuenta de que me había colocado en una posición para ser corregido y ser condenado por las cosas que necesitaban ser cambiadas.

En el momento en que no nos permitimos estar abiertos a Dios o incluso permitirnos ser corregidos, permitimos que esta niebla oscurezca toda nuestra visión. Permitimos que nuestros oídos se obstruyan con las palabras del enemigo. Permitimos que nuestras mentes se conviertan en un asilo. Todo se vuelve confuso y poco claro, lo que nos lleva a ignorar por completo el bien que Dios está tratando de hacer en nuestras vidas.

Después de pasar el tiempo con Dios, tuve la revelación de que no iba a ser como nadie más. Dejé de prestar atención a los demás y me centré más en mi relación con Dios. Disfruté de su presencia y llenó cada vacío que sentí. El hecho de que todos estuvieran haciendo cosas increíbles para él, no hacía que lo que estaba haciendo yo fuera menos importante. Dios me ama incluso si estoy adorando súper desafinada. Él me ama incluso si solo muevo mis brazos para bailar y él me da profundas revelaciones cuando sabe que estoy lista para ello.

No tengo el mismo andar que mis hermanos/a y estoy de acuerdo con eso y ahora entiendo que no tenemos que ser iguales en absoluto. En lugar de pasar el tiempo comparándonos con los demás, podemos pasar ese tiempo con Dios. ¡Te enseñará cosas sobre ti de las que no tenías ni idea! Él es un buen, buen Padre. ¡Él te ama porque eres diferente! ¡Él te creó para ser diferente! Pon tu atención en Él y perseverarás en esta aventura llamada vida.

REFERENCIA DE LAS ESCRITURAS

QUEJAS / ASESINATOS: FILIPENSES 2: 13-15 & JAMES 5: 9

TIEMPO CORRECTO: ECLESIASTÉS 3: 1-11

DIOS TE AMA: JEREMÍAS 29:11, ROMAS 8:28, ISAÍAS 41:10, y JUAN 3:16

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *